jueves, 18 de junio de 2009

¿crisis? (escrito domingo 26 octubre 2008)

Estoy cambiando, estos dias atras me siento algo diferente, con suerte, un dia, uno de estos altibajos emocionales que tengo, se consolida y empiezo a construirme una personalidad definida. No ha pasado nada original que me haga pensar asi, tan solo mi marido y yo hemos superado momentaneamente, y una vez mas, la amenaza de la ruptura, como si nada hubiera pasado, me siento mas unida a el que antes de pasar por este ultimo tsunami.Me he dado cuenta que no importa si permanecemos juntos o separados, estamos unidos irremediablemente y para siempre por algo sagrado que escapa a mi razon, se que, aunque el dia de mañana hiciesemos vidas separadas siempre estare ligada a el, somos demasiados iguales, pese a nuestras insalvables diferencias... mi complemento, mi otro yo,... suena a peli cursi, y se que mañana puedo sorprenderme de haber pensado y escrito esto, porque es probable que se me pase por la cabeza que no lo aguanto y que quiero deshacerme de el, pero ahi esta lo curioso, soy consciente de que aunque el dia de mañana viviesemos vidas separadas, siempre estaremos unidos.Las relaciones humanas son tan imprevisibles como la vida, nunca sabes que va a ocurrir al dia siguiente o como te vas a sentir, las circunstancias cambian tan rapido y de forma tan aleatoria, que tu mente se adapta a cada momento como puede, pero hay algo profundo en nuestro interior que escapa a ese movimiento incesante, algo inalterable que nos impide dejar de ser quien somos, o sentir como sentimos.Hoy me siento bien, vivo un pequeño parentesis de lucidez, que me hace apreciar intensamente lo que tengo y la realidad de mi pequeña familia. Me sorprende las sensaciones que me produce vivir esta crisis economica que se nos ha venido encima, de alguna extraña manera es algo, ¿como definirlo?... liberadora.... ¿absurdo verdad?, el que tu marido se quede en paro, no es nada lierador, sobre todo cuando el dinero parece haber menguado infinitamente su valor, ¿que puñetas le ha pasado a la cuenta del supermercado????? me agobia muchisimo que mi sueldo antes holgado, se convierta en numeros rojos al final del mes, intento ahorrar, no me compro ropa, no salimos a comer fuera, ni de viaje, aprovecho toda la ropa de niños que heredo o recupero de cuando Miguelito era pequeño, y los caprichos que me permito estan dirigidos a las "sorpresitas" de mi insaciable vampirito de energia, pero aun asi, no me llega, es desalentador, pero por otro lado... pienso que algo bueno podria traer, no es sano vivir como hemos vivido, tanta bonanza economica es como la pildora del olvido, nos desune de alguna manera.Tener problemas, te hace ponerte alerta, y tiendes a volver la vista hacia tu familia, a protegerlos, y centrarte en lo importante, y sobre todo a valorar el cariño y el consuelo que ellos te proporcionan frente al miedo.En mi parentesis de lucidez percibo lo rapido que pasa la vida, miro hacia atras y es como una broma, ¿donde se mete el tiempo?, he llegado a la conclusion de que la respuestas que busco no estan aqui, no las tiene nadie, creia que si, siempre pensamos que los demas poseen algo de lo que nosotros carecemos, pero no es asi, solo hay modos de vivir, teorias sobre como hacerlo, pero nadie posee la verdad, porque es intrinseca a cada uno.Lo unico cierto es que no tenemos nada, solo te llevas y dejas el cariño, las cosas buenas que hagas, el consuelo que proporciones.Mi hijo me habla de mi, me hace ser consciente de lo importante que es quererme, mas que querer, cuando el otro dia discutia con mi marido, vi a mi hijo de 5 años dirijirse a su hermano de 8 meses, que estaba en ese momento cerca de el en el taca-taca, con la misma brusquedad con la que yo estaba hablando, estaba imitandome, experimentando lo que se sentia al tratar mal a alguien , (es ese caso a su hermanito al que adora), me dio pena ser su maestra en las artes de sentirse mal con uno mismo, porque es un circulo vicioso, cuando algo desagradable te supera, cuando no tienes el control de ese malestar porque es ajeno a ti, cuando no puedes enajenarte de la situacion, te sumerjes en ella en un intento de paliar ese dolor, te mimetizas y peleas con las armas de la maldad, pero es un error, el dolor no desaparece, se incrementa en forma de desprecio a uno mismo, no se puede luchar contra el dolor, existe, es inevitable, y no hay nada que podamos hacer para solucionarlo, ocurre como con el dolor fisico del parto, cuanto mas intentas evitarlo, con mas fuerza lo sientes, es mejor dejarse llevar, dejarse arrastrar por el dolor o la pena, fluir con ellos, asumiendolos, en el momento que dejas de luchar, en el momento que eres consciente de tu indefension y aceptas que no esta en tu mano cambiar las cosas, el dolor duele menos. Lo que mas dolor produce es faltarte a ti mismo el respeto, negarte el consuelo de la fe en ti mismo y la esperanza, creo que de existir la eternidad la construimos nosotros, en la medida en que nos permitimos amar, el amor se hace realidad, el mal tiene las patas muy cortas, se retroalimeta de mas de lo mismo, empieza y acaba en el, a sus bordes no hay mas que abismo. El amor trasciende realidades, tiene su propia fuente y alas, tiene la capacidad, de la que el mal carece: la capacidad de sorprenderte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario